Buscar

Un colibrí



Gotas de agua,

caen como lluvia,

reposan serenas,

sobre las hojas del café.


La mañana florece

y el sol sonríe,

la lluvia refresca,

y el verdor revive.


Un colibrí se levanta,

de su siesta,

sus alas deprisa

lo llevan donde quiera.


El aroma del polen,

llama su atención,

y con rápido aliento,

empieza su labor.


Una madre contenta

contempla alguna flor,

y en su patio un pajarito

la llena de emoción.


Deja un lado su café

y observa con amor.


En la naturaleza

aquella madre

encuentra su pasión.


Una tarde en Boquerón

contempla el derredor.


Un pajarito cantor,

despierta su atención,

y una sonrisa pequeña

reconforta su corazón.

15 visualizaciones2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo