Buscar

3 - Conocerte Bien es Imprescindible

Actualizado: 14 jul 2021




“Hay tres cosas extremadamente duras: el acero, los diamantes y el conocerse a uno mismo”. – Benjamin Franklin


Conocerse a uno mismo va más allá de saber que ropa prefieres, que comida te gusta comer los lunes y va mucho más allá de lo que otros piensan de nosotros; es una tarea muy personal. El autoanálisis, y la introspección puede abrirte de cierta manera, las puertas de la vida a caminos muchos más interesantes de lo que puedes imaginar. Es una tarea ardua, que requiere paciencia, amor y compasión, porque en ocasiones el crítico más fuerte, más arrogante, y cínico, está frente a nuestros ojos, cuando miramos al espejo; pero frente al espejo se encuentra también el más grande aliado.


Viviendo con espejos rotos


Quiero que imágenes esta situación, vas manejando en una carretera muy larga, extremadamente peligrosa. Ves como los autos pasan a toda velocidad a tu lado, y esto pasa así por varios minutos y horas, pero tú estás tranquilo cambiando de un carril a otro cuando lo ves conveniente, entonces de un momento a otro una moto pasa a muy cerca de ti y con un golpe muy fuerte, ¡pamm!, rompe de imprevisto tu retrovisor derecho.


El motorizado pasó muy rápido, ya va bastante lejos, y ahora tú te encuentras tratando de cambiarte de carril, y realizas que ahora es más difícil pues no puedes usar el espejo para mirar que carro va pasando, ni qué tan lejos. Y entonces cuando ya estás listo para cambiarte de carril, ¡Pamm!, otro motorizado te rompe el retrovisor izquierdo, y resulta que unas semanas atrás se te había roto el retrovisor frontal y nunca lo cambiaste. Ahora vas manejando a ciegas, sin saber hacia donde moverte, y así continuas el resto del viaje, con temor y molesto.


En este relato corto, el espejo representa cuanto nos conocemos a nosotros mismos, y el trayecto en carro representa a nuestras vidas. Andar por la vida sin conocerse a uno mismo es el equivalente a viajar en carro sin espejos. Lo que quisiera amigos míos que están leyendo esto, es que miraran en su vida, en sus alrededores, dentro de ustedes, y se pregunten si sus vidas van el camino que ustedes desean. Y sí no es así quizás es hora de ver un poco dentro de nosotros, conocer nuestras creencias personales, nuestros límites, nuestros temores y verlos de frente de una vez por todas.


Creencias Personales


Una creencia es en definición un estado de la mente donde aceptamos algún tipo de conocimiento o experiencia como cierta. Dicho de otra manera es el conocimiento que aceptamos como cierto y con el que basamos nuestras decisiones, ya sea consciente o inconscientemente. Las creencias se forman a lo largo de nuestra infancia principalmente y se siguen desarrollando a lo largo de nuestras vidas. Hay muchos tipos de creencias, entre ellas las creencias religiosas, las creencias sociales, creencias sobre nuestra propia identidad, las creencias sobre el entorno, y así sucesivamente.


Las creencias son como el sistema operativo con el que se rige nuestra mente. Así como los dispositivos móviles de hoy, funcionan con iOS o Android, nuestra mente funciona a través de nuestras creencias. El problema es que no estamos conscientes de muchas de estas creencias, por eso a veces actuamos de cierta manera y no sabemos por qué.


Identificando mis creencias limitantes y enfrentando la timidez


Conocerse a uno mismo va muy ligado a conocer profundamente cuáles son tus motivaciones, tus límites y tus propósitos. Nuestras motivaciones, miedos y propósitos forman parte de lo que son nuestras creencias personales también.


PF4: ¿Qué te motiva a tomar acción en un momento determinado?


Quiero contarles a modo explicativo cómo enfrentar la timidez de joven. Para esos tiempos, quizás finales de 2009, me di cuenta de que realmente yo quería socializar, quería conversar con otras personas, sentirme a gusto yendo a una fiesta y simplemente hablar con la gente, pero resultaba que me era muy muy difícil. Las interacciones personales no eran lo mismo en ese momento, o por lo menos así lo creía yo.


Cada vez que estaba en un lugar donde no me sentía cómodo, y trataba de pasarla bien, me volvía extremadamente consciente de mi mismo, y eso generaba inseguridad, me preguntaba qué pensarán de mí, y si me caigo y todos se ríen, y así sucesivamente cosas por el estilo, si alguno de ustedes alguna vez fue tímido o lo es, quizás puedan entender a qué me refiero. Un día me di cuenta de que si seguía por ese mismo camino, jamás lograría alguno de los sueños, que tenía yo quería volverme conferencista, escritor y empresario, y para lograrlo tenía que aprender a conversar con las personas.


Cuando uno está dentro de una situación, es muy difícil en ocasiones ver la salida hasta que hagas las preguntas correctas. Y para ese tiempo me pregunté: ¿Por qué soy tan tímido? ¿Por qué me pongo nervioso cuando converso con otras personas, y no lo soy cuando hablo en público? A mí me gustaba mucho dar charlas y presentaciones y lo hacía muy bien, pero me era más difícil conversar a nivel personal frente a frente.


Al preguntarme a mí mismo, y al reflexionar por largo tiempo, me di cuenta de que realmente no era una persona tímida, lo que realmente tenía era un profundo miedo al rechazo que se manifestaba como timidez. Mi creencia limitante me impedía interactuar con las personas adecuadamente porque dentro de mí siempre existía el sentimiento de que se iban a burlar de mí, que algo iba a hacer mal, que era una persona aburrida, y que me iban a rechazar de alguna manera por ello en algún momento.


Cuando me di cuenta esto, empecé a cultivar una nueva creencia acerca de mí, algo que reemplazó totalmente mis miedos. Y mi timidez se convirtió en que hoy puedo hablar con cualquier persona.


"Soy una persona tímida vs.

Puedo hablar con cualquier persona cuando yo quiera"


Las creencias limitantes de cierta manera no desaparecen totalmente hasta que se desarrolle otra creencia personal más fuerte que pueda reemplazarla.


Modelo de pensamiento de Causa y Efecto



Conocerse a uno mismo bien, tiene que ver en gran parte con conocer nuestros límites, nuestros temores, nuestras motivaciones, nuestros deseos, y todos estos forman parte de una serie de creencias personales que determinan el camino de nuestras existencias.


En esos momentos de reflexión desarrollé el siguiente modelo de pensamiento para guiar mis acciones, se llama el Modelo de Pensamiento de Causa y Efecto, donde destacó como los seres humanos responde a cualquier situación a través de sus creencias personales. Estas respuestas pueden tomar la forma de pensamientos, acciones, emociones y tendrán un efecto en nuestras vidas que se manifestarán en los resultados de la misma.


Por ejemplo, una persona en un tráfico vehicular, si es una persona que cree que él es primero y todos los demás viene después, actuará conforme a esta creencia y no le dará paso a las demás personas cuando se lo pidan, y siempre tratará de ir primero. Quizás las acciones de este hombre puedan traer resultados poco favorables más adelante, como una colisión vehicular debido a que no cedió el paso cuando se requería. Y así hay muchos ejemplos de cómo los resultados de nuestra vida están condicionados a nuestras creencias.


Los hombres y mujeres más grandes del mundo, se conocen así mismo muy bien, y eso les permite actuar, y tomar las decisiones más sabias. Los hombres más grandes del mundo son personas que cumplen con su palabra, porque cuando dicen algo tienen la certeza de que lo van a cumplir. Y tú...


PF5: ¿Qué tan a menudo cumples con tu palabra?

 

¡Hola!


Mi nombre es Gabriel Solano Lázaro, editor de este blog de emprendimiento y crecimiento personal. Recuerda "Todo Empieza Desde Adentro". Esto quiere decir que dentro de ti, tienes el poder de transformar tu vida.


Si quieres ser escritor de nuestro blog o tienes alguna consulta escríbeme a mi correo hola@gabrielsolanola.com


Sígueme en mi cuenta de Twitter @gabrielsolanola, seguiré compartiendo información de crecimiento y más.


Te deseo un día de éxito.

4 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo